En Reycor nos hemos propuesto resolver aquellas dudas que te puedan surgir a la hora de instalar un suelo de madera nuevo en tu vivienda o negocio. Y algunas de las primeras cuestiones que es necesario tener en cuenta, son las diferencias entre parquet y tarima.

Seguramente estés valorando cualquiera de estas dos opciones y no sepas cómo decidir cuál es la que mejor se adaptará a tus necesidades. Y queremos que al terminar de leer estas líneas, puedas tener claro qué tipo de suelo de madera instalar en tu espacio.

 ¿Cuáles son las principales diferencias entre parquet y tarima?

Aunque no cabe duda de que ambas opciones son muy atractivas y aportan diversas ventajas al espacio, es importante tener en cuenta las prestaciones que te ofrecerá un tipo de suelo u otro. Las principales diferencias entre parquet y tarima son sencillas de averiguar conociendo las características de los dos casos, que detallamos a continuación.

Qué características tiene el parquet

El parquet es un suelo de madera natural que se compone de múltiples tablillas de madera natural ensambladas entre sí con un adhesivo especial y se instalan sobre una estructura o soporte. Aporta una gran calidez y sensación acogedora a la estancia.

Puesto que este material es natural, el aspecto del suelo puede variar debido a las vetas, líneas y distintas tonalidades que presenta la madera. Y para conservarlo en óptimas condiciones con el paso del tiempo y resistente al uso diario, debe ser tratado con determinados productos como aceites protectores y barnices; que además de embellecer la madera y darle un estilo personalizado, lo convertirán en una superficie segura frente a la humedad, el rayado o incluso los insectos xilófagos.

Para que podamos considerarlo parquet, las láminas deben ser de un espesor de como mínimo 2.5 milímetros; así lo indica la normativa vigente europea.

Qué características tiene la tarima

La tarima es un suelo de madera que se diferencia del parquet, en que no se instala clavado a ningún soporte, sino que la tarima directamente se adhiere al suelo.

También está fabricado a partir de madera natural, y existen muchos tipos distintos como tarima de madera maciza o fabricada en varias capas. Su instalación es más sencilla que la del parquet, y la madera noble de la capa superior, en caso de ser tarima multicapa, debe también tratarse con productos especiales para madera, de manera que se mantenga hidratada y tratada frente a posibles ralladuras o, plagas de insectos de la madera, apariciones de humedad.

En este tipo de suelo de madera, el grosor de las láminas puede oscilar entre los 12 y 16 milímetros; aunque si se trata de tarima de madera maciza, la capa superior deberá alcanzar los 25 milímetros de grosor.

 

En Reycor somos especialistas en suelos de madera, tanto en parquet como en tarima. Y ponemos a tu disposición nuestras soluciones para que elijas la que mejor encaja con tus preferencias, te asesoraremos para que tu decisión esté reforzada por los conocimientos de nuestros expertos, y puedas disfrutar del suelo perfecto para tu hogar o local.

Escríbenos a info@reycor.es y cuéntanos qué necesitas o si deseas obtener más información acerca de nuestros suelos de madera.

¡Compártelo!