¿Te estás planteando una reforma en tu casa y no sabes qué suelo elegir? ¿O tal vez sólo quieres cambiar alguna estancia? Desde Reycor te damos unos útiles consejos para elegir el mejor suelo para tu hogar.

Los suelos son una parte primordial en cualquier proyecto de reforma del hogar, ya que no sólo son un elemento funcional, sino que también forman una parte esencial en la decoración del hogar.

Con la cantidad de opciones que hoy en día podemos encontrar, a veces resulta complicado escoger. Tipos, colores, composición, etc… Muchas son las variedades que están a nuestro alcance; por eso te recomendamos que antes de elegir mires mucho y te informes, porque piensa que el suelo no es algo que se cambie a diario, sino que debe durarte muchos años. En Reycor te ayudamos.

 

Tipos de suelos

Los avances en el sector han permitido crear suelos casi para todo, y con características muy específicas en función de muchos criterios como son el desgaste, la resistencia, etc…

En la actualidad, los tipos de suelos más utilizados son:

Suelos de madera

Los reyes por excelencia, ya que aportan calidez al hogar y además los puedes encontrar en infinidad de colores y con gran variedad de acabados y tratamientos, para poder incluso emplearlos en exteriores. Requieren de cuidados específicos cada cierto tiempo y de una limpieza sin agresiones para mantenerlos bonitos y duraderos.

Suelos de cerámica

Muy utilizados, por su gran resistencia, y por la gran versatilidad que ofrecen, tanto en colores, como en diseños y acabados. Su gran ventaja es su resistencia y facilidad de limpieza, lo que garantiza una larga vida con un mantenimiento básico.

Suelos de piedras naturales

La variedad es amplia, desde el clásico mármol, hasta el granito, pasando por la pizarra, cuarcita, etc… Suelen tener una larga vida, y permiten multitud de combinaciones ya que los puedes encontrar en baldosas de distintas formas, colores, acabados.

Suelos de hormigón o microcementos

Muy de tendencia para espacios minimalistas, aportan una gran resistencia y durabilidad. Admiten diferentes tonalidades, por lo que seguro que podrás encontrar el que más encaje en tu nuevo hogar.

Suelos de vinilo

Están ganando una gran popularidad por sus muchas ventajas. Son bastante económicos y ofrecen una gran durabilidad en casi todos los casos. Además, los puedes encontrar en muchos modelos y diferentes diseños y colores imitando otros materiales como la madera, la piedra, etc…

Suelos de moqueta

Son muy cálidos, por lo que aportan confort en las viviendas que se encuentren en lugares muy fríos. Su gran desventaja es la limpieza, que es más complicada que en otro tipo de suelos. Es importante realizarla regularmente para evitar que acumule suciedad y ácaros.

 

Qué tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de suelo

Ahora que ya conoces los principales tipos de suelos que puedes encontrar en el mercado, te vamos a dar 5 simples consejos que te ayudarán a hacer la mejor elección.

Lugar. El tipo de suelo va a depender de la habitación o lugar de la casa donde quieras instalarlo. La cerámica es la más aconsejable para baños y cocinas, por su gran resistencia, aunque hoy en día también existen suelos de madera tratados que resisten muy bien en estos espacios que son más húmedos y donde la madera tradicional no daría tan buen resultado.

Presupuesto. Dependiendo del dinero que quieras invertir en los suelos, puedes decantarte por una u otra opción. Puedes también combinar suelos, empleando los más económicos para las zonas de mayor uso o tránsito, y los de mayor calidad para aquellas estancias que cuides más, como podría ser el salón.

Tránsito. Escoge siempre un suelo de gran resistencia para las zonas de tu hogar donde preveas que habrá un mayor tránsito. Esto te evitará tener que cambiarlo antes de tiempo. Piensa también en el tipo de mantenimiento que requiera ese suelo, para evitar cuidados que exijan mucha dedicación.

Instalación. Cada suelo requiere de un tipo de instalación específica. Existen suelos muy fáciles de instalar, que en consecuencia son menos costosos, pero otros requieren realizar una intervención más compleja, como es la cerámica.

Factores climatológicos externos. La luz directa desgasta el parquet. Los cambios de temperatura y la humedad también lo agreden. Por eso, ten también cuenta estos factores a la hora de escoger el suelo. Y delimita las zonas del hogar donde especialmente confluyan estos factores.

 

Estamos seguros de que con estos sencillos consejos para elegir el mejor suelo para tu hogar darás con el más adecuado; en Reycor, especialistas en el tema, te asesoraremos. Conoce nuestros suelos.

¡Compártelo!